jueves, 13 de febrero de 2014

El Ticagrelor quiere comerse el pastel, podrá?

Hola de nuevo. Como os anticipé, el 2014 voy a retomar esta pequeña ventana que tanto echaba de menos.
Hoy os voy a hablar de antiagregantes plaquetarios en el manejo del Sdre coronario agudo (gajes del oficio pues he vuelto a mi puesto en las urgencias y emergencias)
Como sabéis, la patente del clopidogrel, estirada al máximo por la bienafamada Sanofi Aventis, ha espirado y la carrera por la sucesion de un blockbuster muy goloso como es la antiagregacion y los Sdres coronarios está dejando muchos cadáveres en el camino (aquí).
En este andar y para evitar la irrupción de medicación genérica, apareció con gran fuerza el  prasugrel y su estudio Triton -Timi 38 (aquí), pero las hemorragias cerebrales dieron al traste con las espectativas de esta nueva tienopiridina. Incluso antes de comerse totalmente el queso, aparece hace algunos años el Ticagrelor con un cartel envidiable, pero parece que no todo es tan bonito.
Como la guerra es tan dura, su condena estadounidense está cantada, la compañía Astra Zeneca intenta salvar a su pupilo por los campos más variados (aquí su nueva propuesta de estudio)
El problema de este fármaco es su poder arritmogénico y su mecanismo de acción ligado a la adenosina y el estudio Plato tienes algunas más que dudosos datos (aqui un articulo que lo denuncia)
El caso está que si el clopidogrel está indicado en la mayoria de pacientes y además el campo que queda es tan estrecho, ¿para qué tanta presión?
El informe independiente del excelente grupo del CADIME (aquí) nos aporta luz sobre las indicaciones, por lo que el queso está aún sin cortar, ¿no os parece?
Esperaremos acontecimientos. Os mantendré informados






1 comentario:

Josué Larán dijo...

Excelente información. Hay que cuidarnos.

Hotel en Irapuato